El mundo es cada año mejor

Este hombre se ha vuelto loco, ¿Es qué no ve las noticias? Ucrania, el precio del gas, el COVID… Los que saben de economía no se atreven a decir si estamos de ida o de vuelta. Y si los economistas gurús no lo saben a ciencia cierta, ¿Qué vamos a decir nosotros?.

Bueno, es un gran acto de fe al poner en la misma frase los conceptos “gurús” “economistas” + “a ciencia cierta”.

Vamos por partes:

Los “gurús”; Constantemente vemos en pantalla a reconocidos economistas/divulgadores que tienen la suerte de “saber” tanto sobre el complejo cálculo del precio del kW de gas natural como del sistema impositivo de Reino Unido del post-Brexit. Y nosotros con dificultades para interpretar contratos bancarios. Se trata de las “cabezas parlantes”. Así es como se refieren a ellos Abhijit V. Banerjee y Esther Duflo. ¿Quién son? Pues, ni más ni menos que los premios Nobel de economía del año 2019. Duflo es la segunda mujer en recibir ese galardón en la historia y la persona más joven en obtenerlo, pero eso no lo vemos en las noticias. Nos alertan en su exquisito ‘Buena economía para tiempos difíciles’ sobre los riesgos de escuchar (y creer) sólo a los que manifiestan sus ideas como un mantra, aunque se trate de opiniones que los datos han venido desmintiendo de forma repetida.

Pero, ¡si estamos hablando de reputados “economistas”! ¿Os habéis parado alguna vez a pensar si realmente aciertan en sus previsiones? Pensemos en los profesionales del Fondo Monetario Internacional. Son un renombrado equipo formado en las mejores universidades. Una parte importante de su trabajo consiste en realizar previsiones económicas, como la tasa de crecimiento de la economía mundial. Como nos recuerdan Banerjee y Duflo, The Economist publicó el 9 de enero de 2016 su estudio titulado ‘Una hazaña’, verificando si los pronósticos del FMI en el periodo 2000-2014 se ajustaron a la realidad. El resultado fue que, considerando una previsión a muy corto plazo como es la proyección sobre el crecimiento del año 2014 calculada en el año 2012, el error medio alcanzado en la previsión fue del 2,8%. ¡Vaya puntería! Eso es algo más acertado que haber tomado números al azar entre el -2 y el 10, pero no mucho mejor que si hubieran pronosticado una tasa constante del 4% para cada uno de los años.

He dejado atrás la referencia sobre “a ciencia cierta”. Hay quien piensa que el estudio de la economía nace con Adam Smith, hace 275 años. Otros opinan que hace 150 años, con la formulación de la teoría de la utilidad marginal de Carl Menger. En cualquier caso, un par de siglos. Los economistas somos unos recién llegados si nos comparamos, por ejemplo, con la medicina. Encontramos en el año 1900 a.C. el primer papiro en el que se documenta una enfermedad. Y los médicos de la Grecia Clásica vivían en el siglo IV a.C. Los economistas del siglo XXI, con toda nuestra pompa, estamos, aún, pronosticando si el enfermo morirá por un problema de bilis amarilla o humores negros. Estudiamos de forma estadística cómo se han comportado los valores de los años pasados y realizamos previsiones matemáticas sobre cómo evolucionarán las cifras de los años futuros. Y todo ello apoyado sobre el comportamiento humano. Aquellos que tenéis la suerte de tener en un armario un título de economista recordaréis las asignaturas de matemáticas, estadística… Pero, ¿Quién recuerda los temarios de psicología económica o antropología? Nadie, porque no hemos dedicado a ello ni un solo minuto de nuestras carreras. Pronosticamos valores relativos a la actividad humana, pero obviamos cómo nos comportamos las personas. Prevemos el comportamiento ante subidas o bajadas de impuestos en función de la disponibilidad de las rentas, pero hemos olvidado tener en cuenta el factor humano. ¿Cómo influye el nivel de nerviosismo de la población y su receptividad a las medidas si no saben si tendrán cortes eléctricos?.

Cuando parece que todo está perdido y no hay salida se hace más necesario que nunca mirar atrás y analizar con rigor datos económicos contrastados. Esto sí que se nos da bien como economistas.

Os dejo unas gráficas comprensibles. Se publicaron junto a otras catorce en un artículo del 7 septiembre 2015 en la revista virtual Magnet.

  • ¿Está el mundo en vías de acabar con la pobreza extrema para 2030? (Menos de 10 USD/ persona-día). Os aporto la visión Max Roser (Our World in Data), tras analizar los datos disponibles del Banco Mundial. Parece que vamos en el camino deseado.

Y ahora viene éste a hablar de comida, pero ¿no se da cuenta de que estamos casi en guerra? Cada vez hay más conflictos. Seguro que muere más gente. Y ahora viene éste a hablar de comida, pero ¿no se da cuenta de que estamos casi en guerra? Cada vez hay más conflictos. Seguro que muere más gente.

  • Pues no, resulta que cada vez hay más información sobre los conflictos. Las muertes en guerra disminuyen continuamente desde la Segunda Guerra Mundial. Los datos provienen del PRIO Institute and Conflict Catalog y es Max Roser quien nos los vuelve a presentar.

  • Con el COVID y con cualquier enfermedad a veces parece que, incluso, suben los casos cuando se comienza a vacunar. Los datos del Centro Nacional de Epidemiología respecto de la paroditis en España son extrapolables a casi cualquier patología. Aquí os dejo un gráfico del Instituto de Salud Carlos III.

¿Qué os quería transmitir con en estas líneas? Que no os dejéis llevar por la incertidumbre. Seguro que este otoño vamos a tener apreturas. Es evidente. Pero las series históricas nos hablan de un mundo cada vez mejor. Hace un par de siglos que las nubes del carbón de la industrialización hacían irrespirable el aire de Londres. Hoy disfrutan de un aire más limpio. Nos enfrentamos a un cambio climático que ya está aquí. Seguro que desarrollaremos soluciones técnicas que hagan más saludable la vida en el planeta. Aquí este modesto compañero de la oficina de Logroño de Despachos BK pondrá su granito de arena. ¿Cuento contigo?.

Jose Luis Moreno Medrano - Fiscal (1)

 

 

 

 

José Luis Moreno Medrano

Área de consultoría

Despachos BK | Logroño

Despachos BK

DESPACHOS BK es una firma especializada en servicios profesionales de asesoramiento integral para autónomos, pymes y grandes empresas, integrados en el grupo alemán ETL Global, que cuenta con más de 200 profesionales, abogados y asesores repartidos por todo el territorio norte de España, contando con despachos en Bilbao, Burgos, Logroño, Miranda de Ebro, Oviedo, Salamanca, Vitoria-Gasteiz y Zamora.