Las Soft Skills más estratégicas

Las soft skills o competencias blandas, están intrínsecamente relacionadas al ser humano; a diferencia de las habilidades técnicas o aptitudes– denominadas hard skills -, que tiene cada profesional en su campo de especialización, éstas últimas son medibles y se aprenden. Las competencias blandas, por tanto, están muy vinculadas a la personalidad y experiencias vividas. Con el desarrollo de la inteligencia artificial, la automatización o el Internet de las cosas, estas competencias son cada vez más valoradas en, y para las empresas. Y es que éstas son mucho más estratégicas.

Si bien, esta situación se ha acelerado en los últimos tiempos y la pandemia nos ha dado la razón, al demostrar que aquellas personas que contaban con una mayor fortaleza emocional, son quienes han sobresalido y prosperado, a pesar de las dificultades.

Las 7 softs skills más estratégicas

Para determinar cuáles son las soft skills más valoradas en la actualidad, debemos tener en cuenta el escenario en el que nos movemos. Y el actual está en constante cambio, marcado por la inmediatez y la necesidad de anticipar, entre otros. Y donde, tanto para las empresas como para los Head Hunters, brillan los perfiles que destaquen por competencias como la adaptación al cambio, la resiliencia, el trabajo en equipo, la comunicación, el pensamiento crítico, la resolución y la creatividad. Actualmente, podemos considerar éstas como siete de las soft skills más estratégicas, veamos cómo se describen y en qué consisten.

1. Adaptación al cambio

La adaptación al cambio es la capacidad de adaptarse y acoger los cambios con una mentalidad abierta y positiva. El cambio se ha vuelto uno de los rasgos más significativos y constantes del entorno actual; y la flexibilidad de los colaboradores y equipos se considera imprescindible para que la empresa se adapte continuamente en un mundo que no para de enfrentarse a continuos movimientos.

2. Resiliencia

De la misma manera, las empresas necesitan perfiles con la habilidad de enfrentarse a situaciones complicadas y sobreponerse de ellas, y esto define la resiliencia, muy unida a la anterior. Las personas resilientes demuestran que lo importante no son las adversidades, sino el saber reponerse y aprender de esas situaciones complejas.

3. Trabajo en equipo

Otra de las soft skills más valoradas y de la cual se ha hablado mucho a lo largo de los años, es el trabajo en equipo. Las teorías del liderazgo compartido, van más allá del reparto de tareas, hablan de la descentralización y el empoderamiento de los componentes del equipo, y de cómo el trabajo sin rivalidades puede asegurar muy buenos resultados para la compañía.  Desarrollar un tipo de trabajo colaborativo y reconocer e identificar los diferentes roles de sus integrantes, nos ayudará a formar equipos íntegros que aporten resolución y avancen.

4. Comunicación

La comunicación es una de las competencias blandas o soft skills más valoradas y más eficientes. Consiste en adaptar el discurso al receptor, saber exponer un resumen adecuado o valoración sobre un tema, controlar el tono y adaptar el vocabulario. Esta competencia también comprende la escucha activa, imprescindible a la hora de elaborar mensajes eficientes. Además, que es una competencia clave para fomentar relaciones que sean colaborativas y productivas.

5. Pensamiento crítico

El pensamiento crítico está intrínsecamente relacionado con el aprendizaje continuo, con una mentalidad de desarrollo constante. Consiste en enfrentarse a los retos con una visión global, anticipando situaciones y resultados. Supone cuestionarse procesos, analizar las situaciones, investigar y plantear alternativas (y mejores) formas de trabajar, otros servicios. Esta competencia nos ayuda a resolver problemas de la mejor manera, sin perder nunca el enfoque en la calidad y en la exclusividad al cliente. Y está muy vinculado con la estrategia de la empresa.

6. Resolución de problemas

Gracias al pensamiento crítico se desarrolla la resolución y orientación hacia el resultado, que responde a la puesta en marcha de diferentes formas de actuar y proceder frente a situaciones complejas u obstáculos en el entorno de trabajo. Los perfiles con esta competencia tienen los objetivos claros y se dirigen hacia ellos de una manera eficaz, tanto para la empresa y como para los equipos.

7. Creatividad

Otra competencia muy valorada es la creatividad, vinculada tradicionalmente al mundo artístico, pero con mucha aplicabilidad en el empresarial. La creatividad implica tener la capacidad y el valor, de abandonar nuestra zona de confort para apostar por conceptos o retos innovadores. Trabajar desde el ingenio para encontrar soluciones diferentes y eficientes, ya que como bien decía Albert Einstein “La creatividad es la inteligencia divirtiéndose”.

¿Es posible mejorar en nuestras Soft Skills?

Entrenar para potenciar estas competencias es lo habitual y más recomendado, ya que no es lo normal que este tipo de habilidades afloren de manera innata. Si bien, como afirmamos al inicio están vinculadas al tipo de personalidad, junto con las experiencias vividas – personales y laborales -. Así, por ejemplo, nos podemos encontrar con personas que abracen los cambios con entusiasmo, o que tengan un amplio desarrollo del pensamiento crítico. También podemos encontrarnos con perfiles que sean más colaborativos, y otros muy enfocados en la resolución y el resultado tangible.

El primer paso para mejorar en nuestras soft skills, y por tanto esencial, es la reflexión y la autocrítica sobre nuestro comportamiento. Y es que lo ideal es hacer un análisis previo y por qué no, intrínseco, que nos permita conocer qué competencias debemos trabajar y optimizar para desarrollar nuestra mejor versión, el mejor perfil.

Debemos de tener en cuenta que las habilidades blandas o soft skills, no sólo sirven para el desarrollo profesional del empleado/a, o para tener a los equipos más competitivos del mercado. Sino que, además, contribuyen a crear un ambiente de trabajo colaborativo en la empresa, logrando así un entorno más productivo y confortable.

Invertir recursos para promover y optimizar las competencias o soft skills, junto con las habilidades técnicas o hard skills, tiene un impacto directo en el negocio. La rentabilidad está en alinear el proceso formativo y de aprendizaje, a los objetivos de la organización, teniendo muy claras las metas que se quieren alcanzar.

En definitiva, apostar por el talento entendido como la suma y el equilibrio entre las habilidades técnicas, las competencias y la inteligencia emocional; contribuye decisivamente a construir equipos más sólidos y más productivos en las empresas. Así como nos ayuda a estar más en línea con el cliente, garantizando soluciones y asesoramiento innovador y eficaz.

Alicia Calleja - Recursos Humanos Burgos

 

 

 

 

Alicia Calleja

Área Recursos Humanos

Despachos BK ETL Global | Burgos

Despachos BK

Despachos de abogados y asesores dedicados al asesoramiento integral para autónomos, pymes y grandes empresas. Todas las asesorías y corredurías de seguros que forman parte de Despachos BK están integradas en el grupo internacional ETL Global, con presencia en más de 50 países.